Sectores exponen violaciones a derechos humanos en Nicaragua, ante relator de la ONU

El relator especial de la ONU, Michel Forst, quien estuvo dos días en Nicaragua en una visita académica, organizada por la Universidad Centroamericana (UCA) y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), escuchó a distintos sectores del país sobre las violaciones a los derechos humanos de que son víctimas por parte del gobierno del presidente designado por el CSE, Daniel Ortega y sus instituciones.

Entre los sectores que conversaron con el funcionario de la ONU estuvieron dirigentes del Movimiento Campesino que se opone a la construcción del Canal Interoceánico; periodistas de medios independientes, políticos y defensores de derechos humanos.

“Le hemos pedido al relator que insista en demandar al Gobierno de Nicaragua, en una visita oficial, para que responda a todas las violaciones de derechos humanos que nos han hecho”, manifestó Francisca Ramírez, líder del Movimiento Campesino que lucha en contra de la obra canalera y por la derogación de la Ley 840.

Ramírez aseguró que el relator de Derechos Humanos les animó a continuar ejerciendo su labor de defensores de derechos humanos, dado que una de las características de los gobiernos es destruir el trabajo que las organizaciones llevan a cabo.

Bien informado

Por su parte, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense por los Derechos Humanos (Cenidh), dijo que esa institución puso al tanto al defensor extranjero de derechos humanos, todo lo que viven las organizaciones que están inmersas por la defensa de la vida en el país.

“Nosotros como defensores de derechos humanos, hemos compartido con el relator todas las violaciones que vivimos por parte de este gobierno, que se caracteriza por violentar nuestros derechos y la labor que como defensores realizamos día a día”, aseguró Núñez.

Forst, quien visitó Managua en el marco del XX aniversario de la Declaración de los Defensores de Derechos Humanos, también se reunió con periodistas de medios independientes, quienes le expusieron los obstáculos del gobierno a los periodistas, lo cual constituye una violación a la libertad de expresión y de prensa.

“He sido objeto de espionaje, me han incriminado, como que ando en algún tipo de ilícito en algunos medios vinculados al oficialismo. Incluso hay un espacio que dice que a mí me ha reclutado el narcotráfico”, relató la periodista del Diario LA PRENSA, Elizabeth Romero.

Otros periodistas revelaron ante el relator la censura oficial a los medios independientes, las agresiones a periodistas en su labor por fuerzas de choque del Gobierno y la falta de publicidad oficial que ha llevado a muchos medios a suspender sus espacios ante el ahogo económico.

Gobierno sin interés

El relator especial de la ONU, Michel Forst, dijo que por ser su visita de carácter privado no podía comentar la situación de los derechos humanos del país.

“Hoy no esperen de mí que comente la situación de derechos humanos de Nicaragua”, expresó el funcionario de la ONU. Forst explicó que cuando realiza una visita privada a un país se lo hacen saber por medio de una carta especial a la misión permanente de ese país, con sede en Ginebra, para darle “la posibilidad de reunirse con nosotros”, sin embargo, el Gobierno de Nicaragua no respondió a la invitación, reveló el relator.

 

La Prensa/Emiliano Chamorro Mendieta.