Alianza Cívica pide a Alto Comisionado de Naciones Unidas denunciar matanza ordenada por Daniel Ortega

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia pidió al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, denunciar ante el mundo la matanza que Daniel Ortega está cometiendo en contra de nicaragüenses que le demandan su salida inmediata del poder.

“Es por esa razón que nos dirigimos a usted para que nos ayude a denunciar la matanza que se ha incrementado en los últimos días y que se activen todos los mecanismos de protección de derechos humanos para que cese la represión y la masacre”, enfatiza por medio de una carta el grupo cívico.

La Alianza Cívica agradece además al Alto Comisionado de las Naciones Unidas, su intervención este lunes ante la 38 sesión del Consejo de Derechos Humanos, donde entre otras cosas, manifestó “que la gravedad de estos eventos (en Nicaragua) bien pueden merecer una comisión internacional de investigación”, para investigar la represión gubernamental.

El grupo de la sociedad civil expresa que de acuerdo  a organizaciones de derechos humanos en Nicaragua, más de 200 personas han perdido la vida por la represión de la policía y paramilitares al servicio del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Es por ello que la Alianza Cìvica, conformada por representantes del sector privado, estudiantes, sociedad civil y campesinos, reclaman en la mesa de diálogo nacional la llegada de organismos internacionales de derechos humanos para que investiguen estas violaciones a la vida, algo que ha sido rechazado por Ortega ocasionando que el diàlogo se encuentre en una fase muerta.

En la mesa de diálogo ademàs se discute la salida de Ortega del poder, así como reformas institucionales que encaminarìa a Nicaragua hacia un proceso de democratización.

 

La Prensa/Emiliano Chamorro Mendieta.

“Desde el 18 de abril, el pueblo de Nicaragua ha sido víctima de una serie de violaciones a derechos humanos que han cobrado, a la fecha y según organizaciones de derechos humanos de Nicaragua, más de 200 muertos, más de mil heridos, detenidos, desaparecidos, torturados y decenas de denuncias de tratos crueles e inhumanos”, denunció la Alianza Cívica.

Desde hace 64 días Nicaragua està sumergida en una profunda crisis sociopolítica, que ha dejado más de 200 muertos, entre ellos una familia de seis personas que fue quemada viva por paramilitares y policìas el pasado sàbados en horas de la mañana, en el barrio Carlos Marx, en Managua.

Centenares de estos asesinatos han sido cometidos con armas de fuego, con disparos en la cabeza, torax y ojos. La población acusa a grupos de choques del Gobierno y agentes policiales de estar detràs de esta carnincerìa humana.