Policía criminaliza protesta social al vincularla al crimen organizado y narcotráfico en Nicaragua

La Policía Nacional pretende restar legitimidad a la protesta social de la población autoconvocada al vincular a quienes  permanece en los tranques con el crimen organizado y el narcotráfico, asegurando sin pruebas que quienes financian las acciones callejeras.

En una nota de prensa de confusa y pésima redacción, la Policía señala: “Tranques en diferentes departamentos del país, sujetos encapuchado con armas de fuego y morteros cobrando peaje a ciudadanos, dañando infraestructura vial y vehículos privados y estatales, violentando el derecho constitucional a la libre circulación en el territorio nacional”.

Y acto seguido señala: “el crimen organizado y narcotráfico financian a estos grupos delincuenciales que operan y se movilizan en motos y vehículos, encapuchados, con armas de fuego, morteros y objetos contundentes, Pandillas: Managua: Los Plots, Los Galanes, Los Parqueros, Los Panzones, Masaya: Las Malvinas, 26 de febrero, Los Cajetas, León: Yeguas negras, Adiack, Las tortuguitas, Granada: Sabanetas y Bocas Negras”.

Henry Ruiz, miembro del Consejo de Defensa de la Tierra, rechazó que la Policía pretenda “criminalizar” a los autoconvocados en los tranques y lo que pretenden es deslegitimiar los tranques “que son totalmente autónomos” y un derecho de manifestarse pacíficamente.

La líder campesina Francisca Ramírez, retó a la Policía que les demuestren un solo lugar donde los campesinos han sido financiados por el crimen organizado y el narcotráfico. Y consideró ilógico que busquen como vincularle a grupos delictivos, pues “por cinco años los campesinos hemos mantenido nuestra protesta, con nuestro propio dinero, nos ha tocado aguantar hambre, dormir en la calle (…) y nunca hemos sido financiado ni por un partido político, ni de una ONG, ni de ninguna organización ni nacional ni internacional y que la lucha que hay en la calle es una lucha legítima por exigir justicia”.

 
Ramírez recordó que quienes incurrieron en delitos fueron la Policía y los paramilitares, pues comenzaron a matar a la población por lo que mantienen las protestas y que actualmente “no cesa de reprimir a los jóvenes, no está dejando de manifestarse al pueblo”. Y que más bien, dijo la líder campesina esa institución ya tuviera detenidos a quienes asesinaron a más de ochenta personas.

“Rechazamos y condenamos esa actitud que una persona pensante y una autoridad de un país no debería hacer”, sostuvo Ramírez, tras considerar que con esa versión la Policía pretende ensuciar la “una lucha legítima” de los estudiantes lucha y de toda una población, “ellos son los que demuestran ser narcotraficantes, pandilleros y criminales”. Y con este tipo de posiciones, dijo Ramírez, “que tengan claro que es al propio pueblo al que están obligando que salga con más fuerza a las calles”.

La nota de prensa fue supuestamente para brindar su versión sobre lo acontecido este lunes  y la madrugada de este martes 29 de mayo cuando “bandas delincuenciales encapuchados, con armas de fuego, morteros y piedras realizaron actos vandálicos en diferentes departamentos del país, causando muertes, lesiones, daños a la propiedad pública y privada, creando terror y zozobra en la población”.

 
La Policía reiteró que  en Masaya fue quemada la Fiscalía y atacada la delegación policial pero “las fuerzas policiales no actuaron frente a estas agresiones en cumplimiento al acuerdo del diálogo nacional de mantener acuarteladas al personal policial”.

Sin embargo, la Policía se contradice con esto pues el martes las fuerzas policiales si salieron a reprimir a los estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), donde según Amnistía Internacional pudo comprobar más de 40 heridos y un fallecido.

Como parte de las actividades que registra la Policía están que este lunes en la mañana en el colegio Manuel Hernández, en la comunidad Dulce Nombre, “un grupo de delincuentes encapuchados, con violencia intentaron ingresar al Colegio para impedir las clases”, donde supuestamente salieron a relucir armas de fuego con un saldo de dos heridos.

También reporta un robo con fuerza Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, (UNAN)Managua, y que un grupo de encapuchados con armas de fuego, morteros y piedras incendiaron las instalaciones de la Nueva Radio Ya, “obstaculizando el ingreso de unidades de emergencia del cuerpo de bomberos, poniendo en riesgo la vida de las personas y sus bienes en los sectores aledaños”.

“Ante la comisión de estos delitos de incendio y estragos, fuerzas antidisturbios de la Policía Nacional se hicieron presentes al lugar con la finalidad de restablecer el orden Público!”, dice la nota policial. Lo que no dice la Policía que antes del ingreso de los bomberos la Policía abrió pase a los bomberos a punta de bala, donde asegura resultaron lesionados un policía muerto y cinco heridos.

 
En estos mismos hechos se conoció del secuestro de una unidad de transporte colectivo, dos vehículos taxis incendiados, daños a la infraestructura de la tienda de conveniencia gasolinera Puma, Rotonda Rubén Darío, indicó la Policía, que también asegura que en el barrio Jorge Dimitrov, “grupo de delincuentes a bordo de motos y camionetas, dañaron y quemaron Unidad Policial Comunitaria del barrio Jorge Dimitrov”, igualmenye asegura que en horas de la noche de este lunes hubo “vandalismo y saqueo a locales de comercios en Masaya”.

Sin embargo, la población de Masaya por ejemplo señala lo contrario a lo que asegura la Policía Nacional al afirmar que la madrugada de este martes pobladores de Masaya reportaron saqueos por parte de las turbas orteguistas luego de registrarse fuertes enfrentamientos entre pobladores y paramilitares.

Nota completa en el siguiente enlace:
 

Policía criminaliza protesta social al vincularla al crimen organizado y narcotráfico en Nicaragua

 

La Prensa/Elízabeth Romero
La