Código Procesal Civil de Nicaragua no da los resultados esperados, según abogados

A casi un año de entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Civil de Nicaragua (CPCN), el 10 de abril de 2017, abogados civilistas critican que no ha traído los resultados que esperaban en cuanto a agilidad procesal. Los jueces están tardando mucho en programar audiencias, lo que causa una “parálisis en el tráfico mercantil” del país, afirman juristas.

Exponen los abogados

“Es un desastre la aplicación del Código Procesal en Masaya, Granada, Managua y Rivas, que son los departamentos donde litigo. Los jueces andan ‘patinando’, porque desconocen muchas figuras legales del Código Civil, entonces no pueden procesarlas y no aplican los principios rectores, sobre todo el de celeridad”, dijo Guillermo Palacios, del bufete Palacios y Asociados.

Palacios agregó que el retraso en la programación de audiencias causa perjuicios a las partes, porque hay paralización de los negocios jurídicos y se deja de percibir dinero.

Para el jurista Yalí Molina Palacios, aún se está en el período de aprendizaje, tanto de jueces como de abogados, pero los primeros están siendo “muy estrictos y sacramentales”, porque hasta por una palabra rechazan una demanda. “Deberían ser más flexibles. Hasta el momento no hemos celebrado ni un juicio, esto implica atrasos para los clientes, porque afecta el tráfico mercantil y la idea es agilizarlo, pero esto está difícil”, recalcó Molina.

Para la abogada civilista Mercedes González, “el poder judicial no está apto para la implementación del mismo. Es triste porque se gastó tanto dinero en la implementación de ese Código y no arranca. Tengo seis demandas desde diciembre de 2017 y hasta la fecha no tengo día de audiencia en Juzgados de Managua”, dijo González.

Extraoficialmente se conoce que los abogados que trabajan para los bancos ya se quejaron también ante algunos magistrados de la Corte, pero no lo hacen público por cuidar intereses económicos.

González coincide con los dos juristas anteriores y confirma que este cúmulo de demandas en los Juzgados afecta el tráfico mercantil y la dinámica de la economía.

Famosas circulares

Los abogados comentan que un reflejo de lo complicado que está la situación respecto a la implementación del CPCN son las circulares que ha emitido la Corte a sus funcionarios explicando el procedimiento, aunque ya está en el Código.

“El problema es que los jueces no tienen formación, desconocen la jurisprudencia. Entonces como el juez no sabe qué hacer, le mandan textos a la Comisión de seguimiento de cómo se hace esto, cómo se hace lo otro y allá van las circulares”, agregó Palacios.

Para el abogado civilista Pastor Lovo, del bufete Munguía Vidaurre y Asociados, “todo cambio necesita cierta capacitación que quizás debió ser más profunda antes de entrar a la aplicación del nuevo Código Procesal. En Managua no hay mucho dinamismo en las audiencias”, recalcó Lovo.

Esta semana, la presidenta de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, doctora Ileana Pérez López, informó que en conmemoración al primer año de la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Civil de Nicaragua, publicarán un compendio con las principales dudas e inquietudes sobre la aplicación de la nueva norma procedimental, según información de la institución.

El compendio será elaborado por los miembros de la Comisión Técnica de Implementación, Capacitación y Seguimiento del Código Procesal Civil (CPCN) e incluirá las inquietudes que algunos funcionarios judiciales de diferentes circunscripciones judiciales del país han planteado ante dicha comisión.

En el compendio además se incluirán los principales errores que los abogados cometen en la aplicación del Código, informó la magistrada Pérez.

Los trámites de jurisdicción voluntaria se están dando normalmente porque justamente no hay litis o conflictos, explicaron los abogados consultados. Entre estos casos están declaratorias de herederos, inventario, deslinde y amojonamiento, mesura, consignación, ampliación de capital de sociedades.

La Prensa/Martha Vásquez Larios