Padrones electorales dañados en Masaya

Totalmente destruido se encuentra, desde hace semanas, el padrón electoral, ubicado en las afueras del Instituto Central de Masaya, al igual que otros ubicados en algunos Centros de Votaciones (CV), sin embargo, estos no han sido repuestos por orientaciones del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Según Sergio Rosales, actual concejal del Partido Liberal Independiente (PLI) de esta ciudad, dicha situación significa una apatía preelectoral de la población, abonada además por la poca divulgación de las elecciones municipales y el relajo de que muchos partidos autodenominados opositores, no cuentan con un tendido electoral.

“La gente no le presta interés al padrón, porque ni siquiera se verifica. Al padrón ya no se le da el debido respeto, porque debería de estar protegido en el interior de las instalaciones, pero con acceso a la población. Eso lo ponen solo por requisito de ley. En elecciones anteriores, a los fiscales de los partidos se les entregaba un padrón electoral, pero actualmente solo el Frente Sandinista (FSLN) tiene ese control para manejarlo a su antojo”, manifestó Rosales.

Agustín Jarquín, excontralor de la República, consideró que con la decisión de que cualquiera que tenga cédula de identidad puede votar sin necesidad de estar registrado, hace que el padrón electoral pase a un segundo plano, “porque abre la posibilidad de que una persona pueda votar varias veces, y esto demerita el uso del padrón.

Lamentablemente la calidad de estas elecciones va disminuyendo, porque es evidente el poco interés de la población por participar”.

“No obstante —señaló Jarquín—, creo que la gente debe de ir a votar para documentar las anomalías. Esos padrones destruidos significa dinero perdido del pueblo, por eso deben de restituirlos, además no es costoso porque está registrado electrónicamente y simplemente lo imprimen”, agregó Jarquín.

La Prensa/Noel Amilcar Gallegos.