Ganadores y perdedores con frijoles negros y rojos

Periodismo Ciudadano en Acción

Managua

Campesinos frijoleros son huérfanos del orteguismo

Informó para Hagamos Democracia, Surama Flores

La oferta y demanda hacen que los precios varíen, golpeando el bolsillo de los consumidores cuando hay escasez de un producto, sin embargo, el productor nicaragüense por falta de políticas de Estado adecuadas está desprotegido, siendo los intermediarios quienes tradicionalmente se quedan con la ganancia.

El grito al cielo lo están dando los consumidores, pero hay que recordar que el año pasado los campesinos sufrieron el bajón de precio y sus pérdidas fueron cuantiosas.

El comercio del frijol negro, que en su mayoría se exportaba a Venezuela, es uno de los factores que influye actualmente en el precio del frijol de consumo nacional.


En la cosecha de Apante 2012-2013, se obtuvieron miles de quintales del rojo; eso llevó a que en el campo se pagaran hasta 200 córdobas por quintal, mientras el negro se mantenía cerca de los 800 córdobas.

No había de otra, el productor nuestro por falta de infraestructura y sin leyes que lo protejan, tuvo que vender el rojo a ese precio. Esa experiencia los llevó este año a cultivar frijoles negros y dejar de producir el rojo. 

En algunas zonas del país se obtienen resultados arriba de los 25 quintales por manzana, la media nacional es de 14 quintales, la mayoría de agricultores no hacen uso de tecnologías ni de insumos que les permita aumentar los rendimientos, aun cuando se disponen de variedades cuyo potencial es de hasta 40 quintales por manzana.

Si tomamos la media de 14 quintales por manzana, a 200 córdobas que se vendió el año anterior cada quintal, se obtienen C$ 2,800 córdobas de ingreso por manzana; a esos precios es imposible que los pequeños productores puedan mejorar sus condiciones de vida.

¿Quién protege a nuestros campesinos? Un golpe adicional también se lo llevaron los agricultores este año, creyendo que el precio del frijol negro estaría por encima del rojo, se dedicaron a producir pero al final también obtuvieron un menor precio en comparación con el año anterior. 

Se requiere un balance en la producción de ambas variedades, con políticas de Estado que protejan a los agricultores, que incentiven la diversificación, que mejoren los canales de comercialización para que se pague un precio justo por los productos que salen de los campos de producción de este país.

Masaya

Masayas torturados por falta de agua

Informó para Hagamos Democracia, Rafael Manzanares

En la segunda semana de junio, más de 20 barrios del municipio de Masaya fueron afectados por la sequía absoluta, quedando por 6 días sin el servicio de agua potable. En Masaya es normal para todos sus habitantes los racionamientos del vital líquido, hay sectores que tres veces por semana no tienen agua, otros tienen día de por medio y en otros el suministro de agua es de 6 de la tarde a 4 de la mañana.

Un municipio que no debería tener problemas de abastecimiento de agua ya que está en una zona que goza de un manto acuífero que es una de las reservas de la región.

El problema no es la escasez de agua, el problema lo genera la empresa que brinda el servicio, que no tiene la capacidad de bombeo del vital líquido, sometiendo a una amarga y sedienta tortura a la población.

Muchos habitantes de la “Ciudad de las flores” se han quejado ante las autoridades correspondientes sin obtener respuesta, mientras los recibos siguen llegando puntualmente y en aumento de costo.

¿Por qué una ciudad que tiene una fuente de agua tan cercana como es la Laguna de Masaya, tiene problemas de abastecimiento? Porque está contaminada. ¿Qué se está haciendo por salvar la laguna?... con este afán nos dirigimos a algunas autoridades y esto es lo que nos dijeron.

LAGUNA DE MASAYA “IN ARTICULO MORTIS”

En la Dirección de Gestión Ambiental de la Alcaldía de Masaya, expusieron que desde 1972 la Laguna de Masaya está recibiendo las aguas negras y pluviales, y con el crecimiento de la población las pilas de tratamiento ya no son suficientes. Sin embargo, asegura que el Banco Mundial (BM) aprobó un financiamiento para la edificación de otras pilas con mayor capacidad, pero los detalles del proyecto dice que sólo los conoce Enacal. 

Buscamos a la delegada de Enacal en Masaya, pero nos dijeron que no nos podía atender. La llamamos a su teléfono móvil y tampoco contestó. 

La Asociación de Consumidores de Masaya (Acodema), afirma que las autoridades de Enacal  revelaron que se trata de un proyecto que pretende reubicar las plantas de tratamiento, mejorar el servicio de agua potable y alcantarillado sanitario. “Hay 23 millones de dólares”, afirma. 

Pero el problema de la contaminación de la laguna es más complejo. La laguna la comparten los municipios que están alrededor: Niquinohomo, Nandasmo, Masatepe, La Concepción, Ticuantepe, Nindirí y Masaya. Los cauces naturales de estos municipios van a drenar a la laguna, llegando incluso sólidos, también tenemos problemas de despale, y por ende una erosión de las laderas de las lagunas y su deterioro.

Otro problema proviene de las zonas de Ticuantepe y La Concepción. “La gente se dedica a sembrar la piña y pitahaya, y para el manejo de los cultivos hacen uso de agroquímicos, que son lavados por la lluvia hacia la laguna. Por su lado, Nindirí no tiene servicio de alcantarillado sanitario, mayormente todas las aguas residuales de este municipio caen al mismo cuerpo de agua.

Hacemos un llamado a las autoridades municipales y al gobierno central para que inviertan más en proyectos que salven la Laguna de Masaya y así poder tener una fuente para el suministro del agua en Masaya.

 

 

Página 97 de 97