Abstencionismo en Granada

Periodismo Ciudadano
 
Abstencionismo en Granada
 
Kesselh Alemán
 
El domingo 5 de noviembre del año en curso se celebraron elecciones municipales en todo el territorio nicaragüense se suponía que debería ser una fiesta cívica donde los ciudadanos con derecho a votar podrían participar, pero la realidad fue otra, la participación se disipó como la niebla y el abstencionismo imperó y se alzó con la victoria.
 
Los resultados del Consejo Supremo Electoral fueron de una altísima participación por supuesto maquillados para tapar la realidad que las redes sociales evidenciaron a lo largo de la jornada sumada a la alta participación ciudadana como observadores.
 
Aquí en Granada, los Centros de Votación (CV) permanecieron vacíos o casi desiertos, las personas prefirieron quedarse en la tranquilidad de sus hogares, ni siquiera los dirigentes departamentales de los partidos pudieron esconder la poca afluencia en los CV, ellos mismos daban excusas por la altísima abstención predominante en el departamento y por supuesto en el municipio.
 
En los centros de votación, los miembros de mesa junto a los fiscales y policías electorales parecían mercaderes ofreciendo al ciudadano entrar a votar o preferían salir a las afueras para poder hablar por su celular o comer algo, la mirada de aburrimiento de algunos y de aflicción en otros era evidente, a lo mejor por trabajar por primera vez como miembro de las Juntas Receptoras de Votos, incluso las casas cercanas a dichos centros permanecían cerradas indiferentes a lo que sucedía.
 
La población granadina prefirió tomarse este acontecimiento electoral como otro domingo en la ciudad. Por la tarde las familias salieron a pasear con sus hijos al parque o decidieron ir a comer algo a los restaurantes de la ciudad, otros por la mañana realizaron sus actividades normales como ir al mercado, barrer la acera de su casa o recoger la basura.
 
Incluso una oficina de servicios de internet permaneció abierta, en el mercado municipal había mucho movimiento por la mañana por la tarde fue menos la actividad comercial, pero aun así era más la afluencia de personas que estaba ahí que en los C.V. En el propio C.V. ubicado en el mercado, las tiendas alrededor de él ya estaban cerradas mientras los miembros del centro seguían esperando votantes.
 
La ciudad permaneció de principio a fin indiferente, ni en la casa del partido de gobierno hubo movimiento hasta que llegaron los primeros resultados que le daban una amplia victoria sobre sus más cercano seguidor, en las casas de los partidos de oposición, según ellos tanto en la del Partido Liberal Constitucionalista como en la de Ciudadanos x la Libertad, las caras de preocupación por saber cuántos concejales se les iba a asignar ya que la poca participación ciudadana los dejó temblando.
 
En mi carácter de ciudadano y con muchas ganas de informar acerca de los acontecimientos que se estaban dando en mi ciudad junto con un grupo de amigos nos reunimos para realizar un sondeo en los diferentes Centros de Votación de Granada, lo primero que realicé antes de partir a mi actividad cívica fue dirigirme al C.V donde me corresponde votar, que se encuentra frente a mi casa, ahí logré ver de primera mano la altísima abstención ya que cuando llegué el centro se encontraba lleno, pero de miembros de mesa, fiscales y policías electorales la mayoría fuera de su Junta Receptora de Votos comiendo, chateando o hablando con el vecino.
 
Antes frente a mi casa se parquearon unos vehículos dispuestos por el partido de gobierno para movilizar a sus simpatizantes que no estaban dispuestos a ir a votar, uno de los conductores me confirmó que el partido en el poder, los había puesto ahí para realizar ese trabajo de movilización.
 
Luego me fui a recorrer los C.V. más cercanos donde la tendencia permanecía: poca participación y muchas de las calles de la ciudad parecían de un pueblo fantasma, las personas encerradas en sus casas o simplemente paseando a su mascota, a eso de las 10:45 am, nos dispusimos a realizar un recorrido por los C.V. de la zona norte de la ciudad y la tendencia era igual C.V. en completo abandono ciudadano y solo con sus miembros y alguno que otro voto disciplinado que tenía que hacer acto de presencia. 
 
Ya por la tarde, realicé un pequeño recorrido por el centro histórico de la ciudad donde confirmé que Granada es una ciudad turística por excelencia, las familias al fin salieron de sus hogares, pero a pasear a alguno que otro restaurante incluso la calle la Calzada tenía mucha mayor actividad que los C.V. y los turistas extranjeros realizando sus recorridos en los coches o caminando por las calles.
 
Seguí el recorrido hacia la zona sur y todo era igual que la mañana los C.V. vacíos y sus miembros en las afueras refrescándose por el calor, en este sector de la ciudad me encontré con un bingo familiar con mucha mayor afluencia de participantes, también encontramos a un candidato a concejal de uno de los partidos en contienda quien muy afligido por la situación nos reafirmó la alta abstención y que él tuvo que ir a buscar a unos siete vecinos para que fueran a votar, incluso un policía electoral nuevamente confirmaba la falta de participación.
 
Según la página web del CSE aquí en Granada fueron a votar 30,773 personas, en mi último recorrido por la noche constaté la realidad, el Colegio Guadalupe por ejemplo, uno de los C.V. más grande tenía los resultados por juntas receptoras de votos (9) y en total solo fueron a votar 949 personas de un total de 3,600 si es que las JRV tienen los 400 empadronados. 
 
No hubo disturbios o algún intento de perpetrar actos de violencia como en otras zonas del país, los simpatizantes del partido de gobierno salieron a celebrar y ni siquiera Roberto Rivas había dado los resultados del municipio.
 

Página 7 de 96