Los ciudadanos han perdido la confianza en las elecciones y en sus partidos políticos

Periodismo Ciudadano
 
Los ciudadanos han perdido la confianza en las elecciones y en sus partidos políticos
 
Ocotal
 
Verónica Baquedano

Este pasado 6 de noviembre, Ocotal lucía en perfecta calma, las calles amanecieron vacías, la gente en sus casas descansando como un domingo cualquiera a pesar de saber, que era el día de elegir a sus autoridades municipales. Sin embargo, a la ciudadanía no le llamó tanto la atención ir a ejercer su derecho al voto, en algunos puntos de esta localidad, pese a que esta ciudad y su departamento han sido bastión del Frente Sandinista por décadas.
 
Muchos son los motivos que la población tiene para no votar. Desde que el presidente Daniel Ortega ganó las elecciones presidenciales en el 2006 con 37.99% de los votos, gracias a la división de los partidos liberales y a la confianza que algunos nicaragüenses depositaron en Ortega.
 
Los nicaragüenses anhelaban un cambio, sin embargo, Ortega comenzó su periodo con una visión más popular de la que hoy es. Tras los años todo fue cambiando y la actual vicepresidenta Rosario Murillo fue transformando esa visión disminuyendo el auge que tenía el frente sandinista. Desde la muerte de Tomás Borge, Murillo toma el control del partido y con ello va dejando en el olvido a la gente que luchó por la revolución, como: colaboradores y guerrilleros históricos que formaron parte de esa gran hazaña que derrocó al régimen de Somoza. Este ha sido uno de los puntos importantes por los que ciudadanos en Ocotal se han ido apartando de la política que ha perjudicado en gran medida el derecho a elegir por medio del voto a sus nuevas autoridades. 
 
Otra razón por la que las personas se abstienen de votar son los cambios de alcaldes que se han visto en Ocotal, pues votan por unos y eligen otros. Este fenómeno afecta no solo a los gobernantes locales sino también a muchas de las instituciones del estado donde también se ha visto estos cambios de entidades gubernamentales y donde la población ni siquiera es tomada en cuenta violentando sus derechos civiles y ciudadanos. 
 
A pesar de la abstención de los votantes, el Frente Sandinista ganó las elecciones en Ocotal con el 83.01% de los votos resultando electa como alcaldesa Xiomara Tercero y como vicealcalde Axel Gómez. El frente sandinista se torna ganador de 10 alcaldías de los 12 municipios que conforman el departamento de Nueva Segovia. 
 
Entre las alcaldías ganadas están: Mozonte, Jalapa, Dipilto, Santa María, Macuelizo, San Fernando, El Jícaro, Quilalí y recuperando Wiwilí y perdiendo Murra que ganó el partido Ciudadanos por la Libertad CxL y Ciudad Antigua por el Partido Liberal Constitucionalista, pueblo que siempre ha sido bastión liberal.
 
 
Joel Blandino, habitante del Barrio Pueblos Unidos expresaba que vio poca afluencia de ciudadanos en el Centro de Votación de la Escuela José Carlos Tercero, junta receptora de votos donde siempre ha votado y donde en años anteriores ha existido bastante movimiento de personas ejerciendo este derecho ciudadano.
 
“Para mí que la gente no quería salir, se abstuvo, pero así son las cosas. Después de mediodía yo anduve. Esta vez había menos población cuando la gente ya sabía que la victoria siempre estaba, la población estuvo confiada y siempre dicen. ¿Para que ir a votar si ya sabemos que el frente va a ganar?
 
El Presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas manifestó en su tercer y último informe en conferencia de prensa que el FSLN ganó a nivel nacional con 1,324,067 votos que representa 68.23% y admitió una masiva participación cuando en los departamentos no fue esa la realidad.
 
Un militante del frente sandinista y quien participó en este proceso electoral en el centro de cómputo departamental afirmó que el FSLN ganó Ocotal con 7,890 votos cuando en el 2011, logró la victoria con casi 12, 000 votos esto quiere decir que el partido Frente Sandinista en vez de sumar votos, bajó admitió nuestra fuente.
 
En Ocotal, las elecciones transcurrieron con normalidad, pero con bastante abstención. En otros municipios se recibieron denuncias donde la gente expresaba que había camionetas del Estado llevando gente para que pudieran votar, se sabe también que ciudadanos de Ocotal fueron a votar a Ciudad Antigua y que militares estaban votando en Wiwilí. Así como también denunciaron a través de videos en Ciudad Antigua que la tinta indeleble se podía quitar fácilmente y que había dos tipos de color de tinta una negra y una verde. Por otro lado, denunciaron los cortes de energía eléctrica que se produjeron por media hora en municipios como: Jalapa, Ciudad Antigua, San Fernando, Wiwilí y otros puntos.
 
Doña Rosario Ortez, pobladora de San Fernando denunció que el CSE de ese municipio se encontraba abierto a las 8 de la noche, así como camiones de la Alcaldía llevaban y traían gente para recoger cédulas a esas horas de la noche.
 
El alcalde de Wiwilí, Carlos José Rivera Moreno denunció que fue negada la entrada a las instalaciones de la propia alcaldía violentándole sus derechos como persona y autoridad. El jefe de la policía de ese municipio procedió a no admitir su entrada cuando en las afueras de esta, había una camioneta con bandera roja y negra trasladando a militares y antimotines.
 
Así también denunciaron que en ningún CV en el norte había observadores de la Organización de Estados Americanos. Estas y otras forman parte de una serie de denuncias que se recibieron a través de la red de observadores que había en los distintos municipios de todo el país y el norte no fue la excepción.
 
En cambio, en Ocotal, el ciudadano, Luis Emilio González Pérez de 90 años denunció que el CV 018 del CDI Nuevo Amanecer, ubicado de donde fue la policía nacional una y media cuadra al oeste se encontraba aún cerrado y eran casi las 7:30 minutos de la mañana cuando la Ley Electoral establece que una junta receptora de votos debe dar apertura a la población a la 7:00 de la mañana.
 
Estos fueron aspectos relevantes que vimos en estas elecciones y analizamos desde la perspectiva de la población. Esperemos que las nuevas autoridades gobiernen para el bien del pueblo, de los más pobres.
 

Página 5 de 96