Comisión Especial entrevista a candidatos propuestos por BAPLI

Auditoría Social de Hagamos Democracia

 

Seis candidatos en total fueron entrevistados hoy por la Comisión Especial Constitucional, creada para valorar si los candidatos a magistrados del Consejo Supremo Electoral cumplen con los requisitos que establece la Constitución Política para optar a este cargo.

Los magistrados Johnny Torrez y José Luis Villavicencio renunciaron recientemente a sus puestos.

La primera candidata a magistrada que entrevistó la Comisión, fue Verona Gurdián, administradora de empresas, quien dijo a los medios de comunicación que  “una de las razones que la impulsa a optar a este cargo es el querer servir a Nicaragua, y que de ser electa su posición dentro del órgano electoral seria apegarse a la Constitución y a las leyes”.

Por su parte, Kitty Monterrey, administradora de empresas, tesorera nacional y directora ejecutiva del Partido Liberal Independiente, dijo que durante su encuentro, la comisión abordó el tema respecto a que “no puedo optar a este cargo porque según ellos no soy nicaragüense, porque tengo doble nacionalidad, planteé que aquí somos nicaragüenses todos los que hemos nacido aquí y en otro país y cuestionó que se tenga como diputado ante el Parlamento Centroamericano por el FSLN, a Mohamed Lasthar quien no tiene una gota de sangre nicaragüense y sin embargo ocupa un cargo de elección popular. La ley para ser justa tiene que ser aplicada a todos y no puede haber excepciones y en mi caso se quiere hacer una excepción”, estimó.

María José Zamora, psicóloga y Ex Presidenta de Hagamos Democracia, dijo que cumple con todos los requisitos legales para optar a este cargo y que si llegara a ser electa, habiendo una Ley Electoral y una Constitución en el país, lo que se debe hacer es hacerlas cumplir, así como recuperar la independencia y autonomía en el CSE, valoró.

Claudia Pineda, Socióloga dijo a la salida de su reunión con la comisión,  que “soy una ciudadana que tiene la responsabilidad de contribuir a mi país siempre que pueda, y si esta oportunidad se me ofreció, con mucho gusto lo hago. No soy una candidata partidaria, soy una candidata ciudadana que una alianza política me pidió que participara, valoré mucho la calidad de personas que aparecía en la lista y me di cuenta, que era fundamentalmente ciudadana y que cabía, en una lista partidaria no quepo, creo que cualquiera de las personas que quede seleccionada hará un buen papel en el CSE”, consideró.

El quinto candidato, Dionisio Palacios, abogado y notario público, director de cedulación,destacó que se desempeñó en la Universidad Autónoma de Nicaragua, su segunda experiencia fue en el  Consejo Supremo Electoral y en tribunales electorales de América Latina y el Caribe, ha participado como delegado de la Organización de Estados Americanos para participar y colaborar con los procesos electorales de la mayor parte de nuestro continente.  

Félix Maradiaga, licenciado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, graduado en Suma Cum Laude en Mobile, aclaró que no tiene ninguna aspiración particular en este momento, que atendió a una invitación y como ciudadano se sentía sumamente honrado.

Describió que durante la entrevista con los diputados, les comentó que al ser parte de los ciudadanos que desde la sociedad civil han demandado elecciones limpias y transparentes y un Consejo Supremo Electoral técnico, neutral, no podía negarse, “si mi nombre se considera que puede abonar a mejorar ese CSE que todos requerimos, me pongo a la disposición, también he dicho que si hay un acuerdo político para mejorar la equidad de género en los poderes del Estado, con enorme gusto pongo a disposición mi nominación y la declino de cara a aumentar que una mujer sea magistrada.

Son las elecciones justas, libres y transparentes la forma más eficiente para que los nicaragüenses jamás tengamos la violencia, así que creo que es una gran oportunidad para darle a Nicaragua un CSE verdaderamente independiente donde propondría un órgano electoral con magistrados con cargo honorario, si fuera electo lo haría de forma gratuita sin cobrar salario, puedo en este momento de mi vida ofrecer esto, dijo Maradiaga.

Una persona con convicciones bien firmes, que no tenga miedo a expresar con naturalidad una idea, que sea vigilante, que denuncie cualquier irregularidad, sería un cambio importante, en el Consejo Supremo Electoral.

El diputado y miembro de la Comisión Especial Wilber López dijo que este órgano cumplió con el mandato constitucional de atender a los candidatos propuestos por la BAPLI, es importante reconocer que a todos, se les trató de igual forma, se le realizaron las mismas preguntas, todos fueron citados, y atendidos por esta comisión.

El parlamentario Edwin Castro recordó uno a uno los requisitos establecidos en la Constitución para optar al cargo de magistrado e hizo énfasis en el primero referido a “ser Nacional de Nicaragua, ser nicaragüense de nacimiento, inscrito como nicaragüense o hijo de padre o madre nicaragüense, nacido en el extranjero inscrito también como nicaragüense en Nicaragua y que tenga su cédula de identidad, en el caso de haber adquirido a otra nacionalidad, deberá renunciar a ella al menos cuatro años antes de ser electo”.

“Durante una elección de un magistrado, el plenario dejó bien claro, que se adquiere nacionalidad por derecho o nacionalización se adquiere en el momento en que la ejerces, nadie con doble nacionalidad, puede ser magistrado”, sentenció el diputado Castro.

Para la segunda convocatoria no tenemos ningún candidato hasta ahora, pero la Bancada PLI, expresó que es posible que presenten los mismos aspirantes para la segunda elección del magistrado.

 

Igualmente el diputado Castro informó que para el próximo miércoles esperan tener listo el informe de la Comisión Especial y para el jueves 18 de febrero, es posible la elección de los dos candidatos por el plenario.